boton calculadoraAccede a la calculadora pediátrica
Icono Lupa
Icono Cerrar

Luxación de Hombro: Lo Que Necesitas Saber

Kinesiología

¿Qué es una Luxación de Hombro y Cómo Ocurre?

La luxación de hombro se produce cuando la cabeza del húmero (la parte superior del hueso del brazo) se sale de la cavidad glenoidea (la parte de la escápula que forma la articulación del hombro), comprometiendo la congruencia articular. Esta articulación es notable por su amplia movilidad, que nos permite una gran variedad de movimientos, pero también la hace susceptible a dislocarse ante fuerzas excesivas o movimientos bruscos.

Los deportes de contacto (como el rugby y el fútbol) o actividades con riesgo de caídas (como el esquí y el enduro) son escenarios comunes donde puede ocurrir esta lesión. Suele suceder al caer con el peso del cuerpo sobre el brazo abierto, rotado y extendido, provocando que la cabeza del húmero se desplace hacia adelante, generando una luxación anterior, que es la más frecuente.

Síntomas y Primeros Auxilios

Los síntomas incluyen un dolor intenso, incapacidad de mover el brazo, hinchazón visible y a veces deformidad. El primer paso en el tratamiento es aplicar frío para reducir el dolor y esperar a que un profesional realice la reducción de la luxación, es decir, vuelva a colocar el húmero en su posición correcta.

Posteriormente, es probable que se realice una resonancia magnética para evaluar el daño en otras estructuras como ligamentos, cápsula articular, labrum (un cartílago que ayuda a profundizar la cavidad del hombro), y tendones del manguito rotador.

Tratamiento y Recuperación

La decisión entre un tratamiento quirúrgico o conservador (no quirúrgico) dependerá de los hallazgos, la actividad y las necesidades del paciente. La cirugía busca restaurar la estabilidad articular, mientras que el tratamiento conservador se centra en aliviar los síntomas y fortalecer la musculatura del hombro para prevenir futuras luxaciones.

El tiempo de recuperación varía; el tratamiento conservador puede permitir un retorno a la actividad en 1 a 2 meses, mientras que la recuperación postquirúrgica podría extenderse de 3 a 6 meses, dependiendo del riesgo de recurrencia basado en la actividad deportiva del individuo.

Prevención: La Mejor Estrategia

Fortalecer la musculatura que soporta el hombro, especialmente el manguito rotador y los músculos del torso, es crucial para prevenir luxaciones. Ejercicios específicos pueden ayudar a aumentar la estabilidad de la articulación, disminuyendo el riesgo de futuras lesiones.

Adaptado de Mg. Klgo. Lucas Torres Pumarino
Kinesiólogo Clínica Kitness

Artículos que te pueden interesar

    Compartir en

    Referencias

    • Cutts S y cols. Anterior shoulder dislocation. Ann R Coll Surg Engl. (2009) 91: 2–7.
    • Kane P y cols. Approach to the treatment of primary anterior shoulder dislocation: A review. Phys Sportsmed. (2015) 43(1): 54–64.

    Déjanos tu comentario

      Otra más de Ilogica