¿Cómo puedo saber si mi niño tiene una infección de oído?

Un analgésico y antipirético como Kitadol® ayuda a tu hijo a sentirse mejor mientras esté enfermo

Las infecciones del oído con frecuencia aparecen después de una gripe u otra enfermedad respiratoria. Son muy frecuentes, especialmente en invierno y entre los 6 y los 18 meses. Pueden ser muy dolorosas y llegar a causar fiebre alta.

El médico podrá confirmar en el examen si se trata de una otitis media. Es frecuente que el dolor de oídos se acompañe de dificultad para tragar y para tomar la mamadera. También es común que tu niño duerma mal. Puede haber falta de apetito y, en algunos casos, diarrea o vómitos.

Un analgésico y antipirético como Kitadol® puede ayudar a mejorar el cuadro febril.

Los lactantes pueden restregarse o tirar de sus oídos, y lloran más de lo habitual. A veces, es posible ver un poco de líquido amarillento o blanquecino saliendo del oído.

Lleva a tu hijo al doctor cuando sospeches una infección de oídos.

RECOMENDACIONES

• Un analgésico y antipirético como Kitadol® ayuda a tu hijo a sentirse mejor mientras esté enfermo, ya que un tratamiento antibiótico dado por un pediatra, tarda por lo menos 24 horas en comenzar a actuar.

• La mayoría de los niños mejoran después de las primeras 24 horas desde que comienzan a tomar un antibiótico y están bien en pocos días.

• Es importante que tu bebé esté en ambientes libres de humo de cigarro. Los niños que conviven con fumadores tienen riesgo hasta 62% mayor de infecciones del oído y problemas de audición.

• También es importante que mantengas al día las vacunas, porque ayudan a prevenir algunas enfermedades que pueden causar infección de oídos.

• Si amamantas a tu bebé hasta los 6 meses también lo proteges contra la otitis. Es posible que este beneficio se deba a que la leche materna transporta anticuerpos.